Ir al contenido principal

2009

Hice el amor con la historiografia
desde la adolescencia.

Hoy mastico las sobras 
de unos textos amarillentos
en la lista de correos electrónicos.

¿Quién supone que la poesía
puede esconderse entre asteriscos ?

¿Quién entiende que tantas palabras
elegidas en silencio
hoy sean documentos nostálgicos
de una historia personal?


Comentarios

Entradas populares de este blog

Escupe cielo

Por momentos el cielo escupe nubes como las paredes de casa repletas de humedad, descascara el celeste que ya no es, que es gris, que es negro. Escupe cielo, escupe agua y mar, como mis ojos, la sal de cada palabra que jamás, jamás, voy a decir /te

Correr sin parar.

Nunca antes había sentido este miedo corriendo por el cuerpo, ahogando mi cerebro. Calculé la medida justa de entrega, no amé de más, ni de menos. Dos tazas de cariño estaban bien, no vaya a ser que la sobredosificación traiga demasiados efectos secundarios. El centro siempre fue mi propio ombligo y el mate amargo que acompañó la soledad. "Podes quedarte, si queres, no te obligo a nada", fueron pensamiento recurrentes, la presencia de los demás, la verdad, me daba igual. 
Acaso fue el sol, el frío de un mar inventado, una mirada distinta, el momento justo, o el menos indicado, ¿por qué no?  Acá estoy, con más miedo que cuando sentía que la vida se me iba de las manos. Porque, tal vez, eso pasa y sabes, sos consciente, que no podes hacer más nada.  Esto se parece más bien al terror de hacer algo por primera vez, a ese primer examen en la facultad, a la primera sirena de largada que perciben tus sentidos, al primer día de trabajo. Ese miedo tiene que ver con la necesidad de c…